sábado, 29 de diciembre de 2012

Carta a Hugo Chávez


Señor presidente:
Yo sé que usted no lee este tipo de cartas, mucho menos ahora que está luchando por su vida. Mis lectores también saben perfectamente que esto de las cartas es un truco literario para poder enfocar problemas que de otra forma requerirían de unos grandes rollos analíticos y explicativos.


Así que manteniendo la ficción que mis cartas sean leídas y tomadas en cuenta por sus destinatarios (milagro que de hecho ya ha pasado en ocasiones), me dirijo a usted para decirle algo que los pocos que aun tienen acceso a usted, no se atreven a decir. O no están interesados en decirle.


Para usted, presidente, ya todo está hecho. Usted le dio vuelta a su país, a su clase política, creó un movimiento político poderoso que de manera mágica retoma y transforma los sentimientos y resentimientos de amplios sectores que siempre se han sentido excluidos del desarrollo en Venezuela. Usted avanzó en su proyecto 'bolivariano' supuestamente en favor de las clases desposeídas, pero a costa de la democracia, de la institucionalidad, de la seguridad jurídica, también a costa de los derechos humanos y las libertades individuales. Ahora está muriéndose. A pesar de su enfermedad hizo un último sacrificio metiéndose en una agotadora batalla electoral para preservar el poder para su movimiento, aun a costa de su frágil salud. Ya nombró a los herederos de su poder obligando a todas las fracciones a aceptarlos. Todo está hecho. Menos una cosa que todavía le toca hacer si tiene sentido de historia. Le estoy diciendo que use uno de sus momentos de recuperación para escribir y firmar un decreto de amnistía para todos los presos políticos en Venezuela. Ya sé, usted no reconoce que existen presos políticos bajo su gobierno. Pero todos sabemos que esto no refleja la realidad. Los podemos llamar como queremos, pero en las cárceles de Venezuela hay mujeres y hombres que están presos por el pecado de oponerse a su poder. Ninguno de sus lugartenientes que ha dejado con el poder se va a atrever liberarlos. Nadie tiene valor ni el poder para hacerlo. Este gesto le toca a usted, presidente. Usted ordenó a los fiscales y jueces de echarlos presos y botar las llaves de sus celdas, a usted le toca liberarlos antes de irse de este mundo.


Si no lo quiere hacer por humanismo, hágalo porque el país lo necesita. El país necesita enfocarse a resolver sus verdaderos problemas, y para esto va a tener que buscar formas de diálogo y entendimiento. Por esto su país necesita de su presidente un último gesto: la libertad para los presos políticos. Sólo usted lo puede dar. Sólo usted tiene el poder. Si usted lo ordena, nadie en su país se va a oponer.


Le deseo, para bien suyo y de su país, que encuentre la forma de hacer lo correcto mientras todavía pueda.

Le saluda un adversario político, pero que admira mucho su amado país Venezuela.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

jueves, 27 de diciembre de 2012

Carta ingenua a los partidos

Voy a respetar los sentimientos de paz y amor que la gran mayoría de nuestra población abraza en la época navideña. Voy a romper mi usual escepticismo y partir de las buenas intenciones en todos.
En este espíritu quiero dirigirme a los selectos círculos de personas que en última instancia hacen y deshacen en los dos partidos grandes. De ARENA siempre dicen que el COENA es una mesa falsa, pero nunca explican quiénes son los que en verdad dirigen este partido. Y del FMLN dicen que la tal Comisión Política es una instancia formal, pero que el poder real está concentrado en una especie de Politburó mucho más reducido...


Entonces, sin entrar en especulación de quiénes precisamente son ustedes que realmente dirigen los dos partidos mayoritarios, voy a aprovechar el tal espíritu navideño que nos llena a todos para hacerles una petición simple: ¡Asuman su responsabilidad por el país y su futuro! Construyan para el 2014 opciones viables, pero innovadoras y creativas para el crecimiento económico y la consolidación del Estado de Derecho, y expónganlas a la ciudadanía en debates serios, sinceros y constructivos.

Lo que estoy pidiendo a los partidos que no se escondan detrás de sus candidatos. Los candidatos son importantes, pero todos sabemos que los problemas del país son demasiado serios para dejárselos a dos personajes. Ni que fueran Superman versus Batman. Mucho menos cuando son dos señores de avanzada edad e limitada capacidad de interlocución con la sociedad civil no partidaria. Los dos partidos tienen que asumir su plena responsabilidad y construir dos proyectos políticos, con los cuales la sociedad puede conectarse, cada uno según sus preferencias...

Si ustedes no asumen esta responsabilidad histórica de abrir sus partidos a la sociedad, a la juventud, al centro social y político de la sociedad dejarán un vacío fatal que va a llenar un encantador de serpientes sin principios ni escrúpulos. A pesar de todos los pactos con el diablo que hemos visto en los últimos años (antes y después del 2009) todavía quiero creer que nadie de ustedes está dispuesto a correr el riesgo que el encantador de serpientes (que ya está acechando) regrese al poder. Jugar con el riesgo, por razones tácticas, es una cosa. Correrlo en serio es otra.

Aquí son tan irresponsables los que proponen la consigna "Todos juntos contra ARENA" como los otros que susurran "Todos juntos contra los comunistas". Aquí se trata de construir dos propuestas racionales: la propuesta socialista que prioriza en justicia e inversión social, y la propuesta liberal que prioriza en las libertades y el crecimiento —y de ponerlas a competir en un gran debate nacional. Y al mismo tiempo cerrar filas para defender la democracia contra el populismo y la corrupción que se disfrazan de tercera vía. La mejor defensa: no dejarles espacios.

Yo sé que suena utópico. Yo sé que significa procesos de depuración dolorosos en cada uno de los partidos. Pero es la única opción que tiene el país.

Usen estas vacaciones como oportunidad para reflexionar. Paren las campañas y reanúdenlas cuando toque y cuando tengan estrategias para el país.

Saludos, Paolo Luers
(Más!/EDH)

Columna transversal: Lo que rompió el balance y la inercia

Me niego a pretender que puedo producir un balance del año. Primero, porque los periódicos ya están llenos de ellos. Segundo, porque no hay balance posible entre lo bueno, lo malo y lo feo...
Me aventuro, sin embargo, a hablar de lo más importante y bueno del 2012: la tregua.

La tregua es el único evento político de este año que no era previsible. Nos agarró por sorpresa a todos y provocó un debate novedoso y productivo. Todo lo demás (los múltiples intentos de destruir la independencia de la Sala de lo Constitucional; la batalla por la Fiscalía; la compra de voluntades para nuevamente manipular la correlación de fuerzas establecidas en las elecciones legislativas; la guerra de desgaste entre el Gobierno y el sector privado; la ausencia de inversiones...) era "business as usual", como lo dicen los gringos, o "la misma mierda", como decimos en buen guanaco.


La tregua rompió moldes. Incluyendo el acostumbrado mapa político, con sus líneas divisorias tan claramente definidas. La tregua de las pandillas (y el proceso complejo de mediación entre las dos pandillas y entre ambas y el Gobierno) encontró, desde el principio, resistencia y apoyo tanto en la izquierda como en la derecha; tanto dentro del Gobierno como de sectores muy distanciados del Gobierno de turno.

Al principio la tregua provocó mucho más crítica y resistencia que comprensión y apoyo, a pesar de que de inmediato mostró resultados contundentes (una reducción dramática de los homicidios en el país). Cuando, además, la tregua (ya la baja de homicidios) no colapsó en una semana, ni en un mes, ni en medio año, como todos los "expertos" del tema pronosticaron, sino que más bien se fortaleció y se amplió abarcando a otros actores de la delincuencia y a otros delitos y formas de violencia más allá de los homicidios, en el país comenzó a aflorar en serio un proceso de reflexión y debate, no solamente sobre la tregua como tal, sino sobre el carácter de la violencia masiva en El Salvador y sobre los fenómenos sociales detrás de ella.

Y por primera vez este debate involucró a todos los sectores: iglesias, academia, medios, ONGs, empresarios. Incluso los menos dispuestos a debates innovadores, los partidos. Nos obligó a todos a repensar posiciones que durante décadas habíamos considerado inamovibles. Nos obligó como sociedad a encarar el problema de la violencia, en vez de seguir obviándolo y delegando la solución a los supuestos expertos y autoridades competentes. Que obviamente no solucionaron nada...
Lo interesante de este debate es precisamente que no se deja engavetar en ningún esquema tradicional. No es izquierda versus derecha, no es Gobierno contra la oposición, y tampoco es el Estado enfrentando al sector privado. Muchos prefieren seguir interpretando con estos parámetros la tregua, el proceso de mediación, y el rol que deben jugar actores como Iglesia, Gobierno, empresa privada, porque es menos doloroso y más cómodo, pero fracasan ante una realidad nueva que ya no se deja explicar y mucho menos influir desde estas perspectivas.

La tregua y las oportunidades que a partir de ella se abren para atacar con eficiencia el problema de la violencia epidémica, que estaba al punto de asfixiarnos como país, pero al mismo tiempo los problemas sociales y estructurales detrás del fenómeno de la violencia pandilleril, han despertado malestar y resistencia en tantos sectores, porque ponen en evidencia que no podemos seguir delegando la responsabilidad al Gobierno, mucho menos a sus brazos armados-represivos como la PNC y la Fuerza Armada.

Lo que pudimos observar durante todo el año 2012 es la gestación imperfecta pero aparentemente irreversible de un proceso de paz, no entre grupos criminales y el Gobierno, sino dentro de la misma sociedad. Los pandilleros han dicho en voz alta y con sorprendente claridad y consistencia que NO buscan una negociación con el Gobierno, sino un proceso de reconciliación con la sociedad y la reinserción a la vida productiva, cultural y cívica.

Para que esto se vuelva realidad, se necesitan reflexiones y, en algún momento, respuestas y acciones concretas por parte de todos los sectores de la sociedad, incluyendo la empresa privada. Esto es lo esencial, mientras que las respuestas que tiene que dar el Gobierno más bien son complementarias.
El Gobierno (entendiendo no sólo el Ejecutivo, sino igualmente los demás órganos del Estado y sobre todo las alcaldías) tiene que tomar las medidas adecuadas para que el verdadero proceso pueda seguir avanzando: el proceso dentro de la sociedad civil que puede llevar a la paz y a la reinserción definitiva de los 50 mil pandilleros y sus contornos familiares y sociales. Pero de este compromiso el Gobierno no se puede seguir zafando.

Hasta ahora esta responsabilidad la han asumido el ministro de Justicia y la mayoría de los funcionarios bajo su mando, pero no el Gobierno como tal. Por lo menos no más allá de discursos. Muestra: El presupuesto nacional para el 2013 no refleja en lo más mínimo que el Gobierno haya redefinido sus prioridades y esté focalizando su "inversión social", para responder proactivamente a las oportunidades abiertas por el proceso de la tregua.

El hecho esencial de que la tregua es un proceso dentro de la sociedad civil y no una gestión gubernamental, tiene su expresión fiel en los dos personajes protagónicos que lo hicieron posible: monseñor Fabio Colindres y Raúl Mijango. Sólo personas sin atadura política y con la libertad de pensar y actuar "fuera del cajón" podían lograr los aparentemente imposible: entender los mensajes novedosos en el discurso de los pandilleros; descifrar su situación como individuos y dentro de sus familias, comunidades y organizaciones delictivas; servir de traductores y hacer puentes con un nuevo ministro abierto a revisar los dogmas de la Seguridad Pública; retar a la sociedad civil a abrir los ojos y encarar los problemas y las oportunidades de solución...

Ningún político o funcionario del Gobierno hubiera podido jugar este papel. Y los dos mediadores al principio operaron con el truco de usurpar la representación de "la iglesia" y "la sociedad civil", respectivamente, porque era la única forma imaginable de iniciar el proceso; no hubieran logrado nada si fueran agentes encubiertos del Gobierno.

Por suerte supieron convertir rápido la mentirita del inicio en realidad: Lograron que personas e instituciones, que sí representan algo en la sociedad civil, aceptaran el reto y comenzaran a trabajar para darle sostenibilidad a la tregua y convertirla en un real proceso de paz.

Todo esto, en su conjunto, es lo mejor que pasó en El Salvador en el 2012. Es lo que rompió el balance de la inercia.
(El Diario de Hoy)

sábado, 22 de diciembre de 2012

Carta a los dirigentes del FMLN

Estimados compañeros:
Entiendo perfectamente que ustedes necesitan cambiarle la imagen a su candidato presidencial, el profesor Salvador Sánchez Cerén. Así como lo hemos conocido durante los últimos 30 años, obviamente no es elegible.

Llegaron a la conclusión que a este hombre hay que cambiarle su historia, su discurso, hasta su peinado. De alguna manera, a todos los candidatos les hacen esto. Son reglas del 'mercadeo político'.
Pero cuidado, camaradas: No exageren. No vaya ser que al final su candidato sea irreconocible. Por ejemplo, hoy encontré en Twitter el siguiente mensaje publicado a nombre de Salvador:

Salvador Sánchez C.: "Saludos en el inicio de una nueva era, según la civilización Maya. El 13 B'aktun ofrece la oportunidad de profundos cambios y nuevo amanecer"

Ya estábamos acostumbrados a todo este rollo del 'buen vivir' que el profe trajo de su visita a Ecuador y sus conversaciones con Rafael Correa. Pero de ahí a disfrazarlo de chamán maya y ponerlo a escribir en Twitter cosas como: "El Buen Vivir nos invita a tomar el camino del Bien Común" o "El calendario Maya nos llama también a una transformación..." - es un paso grande. Y déjenme decirles: Es un paso al vacío, donde ya no existen ideas, sino solamente una cursilería y chabacanería de conceptos sin contenido...



En política no tiene nada de malo que alguien revise sus ideas obsoletas y llegue a posiciones políticas nuevas más de acordes con la realidad y el sentir de la ciudadanía. Es legítimo y bienvenido. Pero otra cosa es lo que ustedes están tratando de hacer con su candidato: esconder sus ideas de toda la vida detrás de una gran paja seudo-religiosa, que ya nada tiene que ver con política. Por arte de magia el luchador por la revolución socialista se ha hecho un abuelito buena onda que dice cosas que no tienen sentido, pero tampoco ofenden a nadie. Bueno, ofenden la lógica...

Lo más preocupante es que inmediatamente las otras voces del partido se unan a esta nueva canción. Aquí un ejemplo, también cosecha de hoy en Twitter:

Lorena Peña: "Iniciamos la era de la luz y de la armonía, preparémonos para mejores propósitos!"

Y no puede faltar el periodista oficial del partido, Francisco Valencia: "Somos privilegiados pues somos testigos del fin de una era y el inicio de otra según el calendario Maya, que nos invita a ser mejores."
¿A quiénes quieren engañar con esto? Lo simpático de ustedes siempre ha sido su franqueza: Dicen lo que piensan. En el mar de mentiras que es la política, esto daba cierta confianza.

Luego, en su desesperación de ganar elecciones, deciden esconderse detrás de Mauricio Funes y su nuevo discurso. Miren cómo les fue con este truco. Ganaron las elecciones, pero casi pierden su identidad. Supuestamente aprendieron la lección: Ya no vamos a confiar en ningún extraño como Funes, nos vamos con uno de nuestros líderes históricos. Pero vienen y lo transforman en una mezcla entre Santa Claus y sacerdote maya...

Esto pasa cuando en vez de exponer sus ideas políticas al debate y reformarlas, un partido decide mantenerlas sacrosantas, pero mejor esconderlas. No funciona.

Feliz fin de año les desea Paolo Lüers
(Más!/EDH)

jueves, 20 de diciembre de 2012

Una nueva trama de extorsión con ofensiva mediática

Nos querían meter un gol. Nos querían presentar un caso escandaloso y lo llamaron caso FOMILENIO, pero resulta que el verdadero escándalo es otro: el de una empresa de construcción, que quiere bajar al gobierno de Estados Unidos o al nuestro (cualquiera que se deje) 14.4 millones de dólares en una operación clásica de extorsión. Y lamentablemente también es el escándalo de un periodista-columnista que se presta para desatar el ataque mediático que sirve de palanca para la extorsión.

Estamos hablando del pleito que ocupó paginas completas en los principales periódicos: la constructora costarricense Meco acusa a la Corporación Fomilenio, financiada por Estados Unidos y dirigida por José Ángel Quirós, a no quererle pagar 14.4 millones por costos extra en la construcción de un tramo de la carretera Longitudinal del Norte, debido a deficiencias del diseño de la obra. Fomilenio rechaza el reclamo, diciendo que la empresa Meco no puede alegar deficiencias en el diseño de la obra, porque fue encargada no sólo de la ejecución de la obra, sino precisamente de su diseño, incluyendo todos los estudios previos.


Es el momento en que las dos partes presentan sus argumentos a los tres expertos de la Mesa de Resolución de Conflictos anteriormente convenida en el contrato.

Y los expertos dan la razón a Fomilenio. Unánimemente, incluyendo al experto avalado por Meco. Estamos en mayo del 2012.

A partir de ahí, hay dos caminos para la empresa MECO. La institucional, que es agotar todos los pasos legales previstos en el contrato firmado. Para esto, incluso Fomilenio y sus abogados les elaboran un calendario, señalándoles en qué fechas límites Meco tiene que dar sus pasos legales para que el diferendo tenga solución legal antes de que Fomilenio y sus correspondientes fondos dejen de existir a finales del año 2012.

Aparentemente Meco y sus abogados llegaron a la conclusión que caminando por esta ruta legal no tenían posibilidad de ganar – y de cobrarse unos millones extra. Por esto no dieron el siguiente paso legal para hacer valer su demanda: ir al arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, como queda acordado en el contrato.

Decidieron ir por la ruta de la trampa y extorsión. Pensaban que esperando el momento crítico (a final del año 2012), cuando los dos gobiernos involucrados tienen que finiquitar la operación Fomilenio; y cuando su director ejecutivo tiene que rendir cuentas, sería el momento más adecuado para el ataque: luego de meter una demanda millonaria a una instancia que no tiene jurisdicción (en México), se fueron a la extorsión: O nos pagan por lo menos buena parte de los 14.4 millones que pedimos, o les lanzamos una ofensiva mediática en el momento más crítico, en el cual políticamente no conviene un pleito público y un escándalo sobre utilizados en este proyecto insignia de cooperación con Estados Unidos - ni al director saliente de Fomilenio José Ángel Quirós, ni al gobierno salvadoreño, ni tampoco a Washington...

Tomando en cuenta además que el director de Fomilenio había sido mencionado como precandidato a la presidencia de la oposición, y las potenciales fricciones que esto podía haber causado con el gobierno salvadoreño, los asesores políticos y mediáticos podían haber dicho a Meco: ¡Hoy es cuándo! La batalla jurídica no la pueden ganar, pero tal vez pueden ganar la guerra (y la plata) por otra vía..

Ahí entra en acción un periodista prominente y experimentado en el arte de conciliar intereses corporativos con criterios periodísticos. El día después de que los abogados de Fomilenio comunican a sus pares de Meco que definitivamente no habrá ninguna negociación extrajudicial y ningún pago no justificado utilizando los fondos de Fomilenio, las salas de redacción de los medios se inundan con rimeros de información sobre el escandaloso caso de Fomilenio, que no quiere responder a la empresa demandante con sus fondos propios sino dilatar el proceso y provocar que luego el Estado salvadoreño tenga que pagar lo debido. En medio te toda esta campaña sale la pieza pesada: una columna de Lafitte Fernández en La Prensa Gráfica titulada "Algo huele mal, algo nos quieren ocultar", que cuenta la historia desde la perspectiva de la supuesta víctima, la empresa de construcción Meco, denunciando la mala y malvada actuación de Fomilenio y su director.

Hay que exigir tanto a la Corporación Fomilenio (que desaparecerá a finales de este año) como al gobierno de El Salvador (que heredará todos sus obras y también sus compromisos) que no se dejen extorsionar por demandas frívolas de una constructora, y mucho menos por este operativo orquestado de extorsión mediática. Los extorsionistas están tratando de aprovechar posibles contradicciones del gobierno salvadoreño con su contrapartes en Washington y en la corporación Fomilenio en el momento crítico de la liquidación de este megaproyecto binacional que cambió la cara y el futuro de la zona norte del país. Pensaron que podían chantajear al Chele Quirós, cuando estaba en la delicada situación de estar metido en el proceso interno de la oposición política y al mismo tiempo en el proceso de finiquitar y entregar Fomilenio al gobierno – y se equivocaron. Espero que igual se equivoquen cuando piensan que pueden llegar a un acuerdo con el gobierno, ofreciéndole la oportunidad de echar la culpa a un director ejecutivo de Fomilenio que nunca fue de su plena confianza, pero que se mantuvo en esta función por decisión de quien pagaba la fiesta. Si la extorsión falla, todos ganamos. Sobre todo la transparencia.
(EDH)

Carta a los candidatos a Santa Claus

Estimado Norman, Salvador y Óscar:Sólo incluyo a ustedes tres, porque los demás aún no se han lanzado oficialmente a la carrera, y ni siquiera han comenzado con la tarea de repartir juguetes y otros regalos a los votantes...


Así que el señor Elías Antonio Saca, si seriamente piensa competir por el ansiado cargo de Santa Claus de la nación, ya va algo tarde. Ustedes tres tienen ya días de viajar de pueblo en pueblo, de comunidad marginal a comunidad en desarrollo, repartiendo espejos a los indios. Tal vez Saca piensa que como todos lo recuerdan de su anterior gestión como máximo repartidor de subsidios, subvenciones y otros regalos, ahora no tiene que ir a repartir. Gran error. Ustedes, sobre todo Salvador y Óscar, le están comiendo el mandado a don Tony. En el terreno de los regalos navideños, nadie puede competir con la 'formula perfecta' de la palomita, porque a través de ellos se reparten no sólo los regalos a título personal o de su partido, sino además los regalitos de los ministerios de Salud, Agricultura, Educación y el resto del Estado. Ni hablar de que ustedes dos se han convertido en los repartidores oficiales de Albapetroleo y Alba-Alimentos. Claro, cuando aparte de espejitos y juguetes pueden repartir documentos de condonación de préstamos, tienen mucho más probabilidades de ganar las elecciones y convertirse en los Santa Claus oficiales de la nación...

A vos, Norman, no veo que tenés capacidad de competir en este negocio de los regalos de navidad. En este terreno no podés competir con el profe, que no tiene otra cosa que hacer todo el día. Su mandato actual le permite inaugurar o hacer entrega de cualquier cosa que el gobierno decida regalar a los votantes - y vos como alcalde estás limitado a la capital, y al resto del país tenés que ir el fin de semana...

Vos mejor buscá otra forma de competir, en campos donde el profe no tiene muchas condiciones y donde al pobre Óscar también le tienen algo corta la pita: tal vez, para variar, ofreciendo ideas, principios, soluciones... Si es que tenés quien te los proporcione en suficiente cantidad y calidad - y quien las sepa empacar y ofrecer.

De todos modos, cuando Saca se mete, se meterá en grande. No regalando espejitos sino de un sólo antenas parabólicas para ponerlas a las casas que va a prometer a los pobres.

Tal vez todo el mundo esté esperando al candidato que diga a los votantes: ¿Saben qué? No les voy a regalar pendejadas ni prometer beneficios para más adelante. No los voy a tratar de indios sino de ciudadanos, y por tanto ustedes merecen un país donde nadie dependerá de regalitos ni subvenciones. Un país donde cada uno puede valerse por si mismo.

Tal vez así no se gana las elecciones de Santa, pero tal vez las del 2014 para poner al timón del ejecutivo un estadista que sepa administrar la cosa pública...

Saludos, Paolo Lüers
(Más/EDH)

martes, 18 de diciembre de 2012

Análisis de las elecciones regionales en Venezuela

Los partidarios de Hugo Chávez -en Venezuela y aquí- pintan los resultados de las elecciones de gobernadores regionales en Venezuela, celebradas el 16 de diciembre, como un gran triunfo del gobierno y su partido socialista.

Bueno, los chavistas ganaron. Exactamente en la misma proporción de votantes que dos meses antes ganaron las presidenciales: 55% de los chavistas contra 44% de la oposición. De todos modos, no era de esperar que el gobierno se iba a debilitar en sólo dos meses, mucho menos luego de la reelección de Chávez lograda en octubre y del resurgimiento de su cáncer en diciembre.
Ambos campos sufrieron serios reveses y lograron triunfos significantes en esta elección regional. Los chavistas no lograron su meta de derrocar a Henrique Capriles del gobierno del Estado clave de Miranda - y con esto debilitar (o destruir) su liderazgo en la oposición unificada. Chávez mandó a uno de sus lugartenientes más poderosos a competir contra Capriles: su ex-vicepresidente Elías Jaua. Capriles, en contra del consejo de muchos de sus amigos, aceptó este reto, asumió el enorme riesgo para su carrera, se la jugó toda... y ganó. Con esto Capriles queda más fuerte que nunca dentro de la oposición y frente a la población - y Jaua queda derrotado, así como 3 años antes el otro lugarteniente y ex-vicepresidente de Chávez, Diosdado Cabello, a quien Capriles desbancó como gobernador de Miranda.

Otro líder opositor que queda fortalecido es Henry Falcón, quien defendió su gobernación en Lara contra un inmenso intento de los chavistas de recuperar a este estado que perdieron hace tres años, no en elecciones, sino cuando Falcón, de hombre fuerte de la revolución, se convirtió en opositor y crítico del autoritarismo de Chávez.

En ambos estados, Miranda y Lara, el gobierno concentró subvenciones, becas, regalos de casas, electrodomésticos etc. para "comprar" votos. Igual que en Zulia, el otro bastión de la oposición. Y en este estado petrolero la oposición sufrió una sensible derrota. Un personaje y amigo muy cercano a Hugo Chávez desde el golpe de Estado del 1992, Francisco Arias Cárdenas, derrotó a uno de los dirigentes más respetados de la oposición, el gobernador zuliano Pablo Pérez.

Con esto, queda debilitado el partido UNT, de tendencia socialdemócrata, cuyo baluarte es el Zulia; y fortalecido el otro partido opositor fuerte, Primera Justicia, el partido de Capriles, que representa los sectores más innovadores de la oposición. Y como el otro gobernador ganador de la oposición es Henry Falcón, quien el año pasado llevó al bloque de izquierda dentro de la oposición a formar una sólida alianza con Primera Justicia para lanzar a Capriles de presidente, el verdadero ganador de estas elecciones es el ex-candidato presidencial Capriles, ahora reelecto como gobernador de Miranda. Nadie tiene dudas de que Capriles será el candidato opositor que en un futuro cercano se enfrentará a Nicolás Maduro, el actual vicepresidente que ya fue nombrado candidato presidencial por el mismo Hugo Chávez. Para el caso probable que no pueda asumir su cargo de presidente el 10 de enero 2013....

Nadie esperaba en serio que la oposición lograra revertir, a sólo dos meses de la reelección de Chávez y a sólo 10 días de su nueva operación en Cuba, los resultados de octubre. Es más, muchos esperaban que estas elecciones iban a dar el tiro de gracia a la oposición y al liderazgo de Capriles.

Otro resultado interesante de estas elecciones es que 12 de los 20 gobernadores electos del Chavismo son militares. Mientras Hugo Chávez puso el ejecutivo bajo control Nicolás Maduro, el exponente del ala civil del movimiento bolivariano, el aparto territorial del Partido Socialista Unificado PSUV ahora está más que nunca bajo control del ala militar. Y este está más ligado a narcotráfico y contrabando que a la ideología socialista y castrista.

Esto está profundizando las contradicciones del PSUV a la hora de la transición del liderazgo unipersonal de Chávez a un equilibrio de intereses y poderes de los diferentes sectores del chavismo. En esta situación hace perfectamente sentido la decisión tomada por Hugo Chávez de producir la transición del poder en vida, de forma organizada y controlada por él mismo. Sólo con Chávez detrás de él y controlando al chavismo Nicolás Maduro puede sobrevivir al mismo tiempo los dos enfrentamientos que le tocarán: el electoral contra el opositor Henrique Capriles y el interno dentro del chavismo por el poder, la plata y el control del crimen organizado.
(El Diario de Hoy)

Carta al doctor José Miguel Fortín Magaña

Estimado doctor:
Todos que lo conocen dicen que usted es un profesional entregado, competente y preparado para el cargo de director del Instituto de Medicina Legal.

Ahora se ha convertido en la más reciente víctima de la ola de despidos que el nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia está haciendo de los funcionarios que no comulgan con su partido FMLN – o que no agachan la cabeza sumisamente.

En el caso suyo no sabemos si su cabeza tuvo que rodar simplemente para hacer espacio para otro ex-alcalde del FMLN - o si hay otro trasfondo directamente relacionado con su trabajo. El hecho que junto con usted tuvieron que ir el encargado de estadísticas y el oficial de información de Medicina Legal, indica que algo tiene que ver el famoso pleito sobre las estadísticas de homicidios y desaparecidos. 


Fíjese que yo también soy un gran crítico de la manera cómo usted ha manejado las cifras, sobre todo de las desapariciones. Es obvio que Medicina Legal no puede tener datos confiables sobre los casos de desparecidos, ya que no los investiga - a menos que hayan aparecido en sus morgue como cadáveres. Nunca entendí porque usted se metió en este lío de sacar conclusiones tan atrevidas como “La tregua no es real” basándose en números que no tienen ningún sustento...

Lo que no me gusta es que lo destituyeron por mantener posiciones contrarias al gobierno. El director de Medicina Legal no fue contratado para discutir los números que da la PNC y el Ministerio de Justicia y Seguridad. No es parte de la descripción de este cargo supervisar las cifras de la fiscalía y de la PNC, mucho menos emitir juicios sobre la tregua entre pandillas. Por tanto, tampoco lo pueden sustituir por esto. Usted tiene derecho de opinar, como ciudadano, como profesional, y también como servidor público. Sobre la tregua, sobre números de muertos - o sobre la Selecta. No afecta sus labores como forense.

Nadie ha cuestionado su desempeño como forense y médico. Entonces, ¿porque lo sustituyen? ¿Sólo por tener otra opinión diferente al gobierno y al presidente de la Corte sobre un asunto como la tregua? Este tema es tan importante y conflictivo que necesitamos más debate; lo que menos necesitamos es callar a los pocos que están opinando - tengan razón o no.

¿Y mañana van a sustituir al director de un hospital o de neurocirugía, a pesar de su evidente calificación profesional, sólo porque se atreve a cuestionar las estadísticas del dengue? ¿O a un fiscal, sólo porque emite dudas sobre la estadística que el Viceministerio de Transporte publica sobre la incidencia del alcohol en los accidentes de tránsito?

Hay que defender el derecho (y el deber) de todos de meterse en los debates que necesita el país para encontrar soluciones a sus problemas. Y esto incluye (¡por supuesto!) a los servidores públicos. ¿O preferimos en cargos públicos a funcionaros sumisos y aduladores del poder? Y otra cosa: la libertad de expresión también incluye el derecho de equivocarse y sostener posiciones erróneas. Lo que menos queremos es alguien como el magistrado Salomón Padilla como juez y parte en estos asuntos.

Con saludos muy respetuosos se despido Paolo Lüers

PS: Felicito a la Sala de lo Constitucional por el amparo que otorgaron al doctor Fortín Magaña.
(Más!/EDH)

sábado, 15 de diciembre de 2012

Carta al ministro de Seguridad David Munguía Payés

Estimado David:
Me veo obligado a escribirte casi la misma carta por segunda vez. En julio de este año te escribí: "Ya que de todas formas me acusan de ser asesor tuyo, de una sola vez aprovecho para darte un consejo, aunque sea gratis: Remueva tu nombre de las especulaciones electorales."

En aquel entonces, los chismosos del mundo trataron de buscarle compañero de fórmula a Salvador Sánchez Cerén, recién presentado por el politburó del FMLN como su candidato presidencial para el 2014.

Entre la lista de posibles candidatos a la vicepresidencia que tal vez podrían hacer un poco más potable la candidatura del ex-comandante 'Leonel', comenzaron a mencionar tu nombre. Y como esto a los que te conocemos y respetamos nos pareció absurdo y muy además dañino para el trabajo que estás haciendo en Seguridad, te pedí, en privado y en dicha carta, que por favor aclarés públicamente que no estás buscando ninguna candidatura, mucho menos de vice, y mucho menos del FMLN.

Bueno, al fin no tuviste que hacer esta declaración, porque el Frente escogió a otro candidato para vicepresidente: Oscar Ortíz. Te salvaste. Pero a mi me hubiera gustado escuchar de tu boca y en voz alta: No estoy interesado, estoy enfocado en comprobar que el proceso iniciado con la tregua de las pandillas puede terminar convirtiéndose en el proceso de paz y reinserción que el país necesita para desarrollarse...

Hoy está al punto de lanzarse otro candidato a presidente: Elías Antonia Saca, el mismo que nos metió en gran parte de los líos que ahora nos aquejan. Y nuevamente circulan tu nombre como posible compañero de fórmula. Y nuevamente, los que te conocemos y apoyamos tu esfuerzo de abrir nuevas oportunidades para la paz social en El Salvador, estamos esperando que vos salgás al público para desmentir estos rumores -- y para asegurarnos que no vas a abandonar un trabajo importante para el futuro del país por una aventura electoral con un candidato tan desprestigiado como Elías Antonio Saca. Imagínate, luego de todo lo que has logrado cambiar en Seguridad, vos con el presidente de la super mano dura...


Como este matrimonio no tiene ningún sentido ni futuro, mejor cortá en seco cualquier rumor sobre el noviazgo. Y si no quieres ofender al pretendiente, no le digás en la cara: No estoy dispuesto a asociarme con políticos sin principios. Sólo decí: No gracias, no estoy disponible. Tengo un compromiso con el país. Pero decílo en público.

Y no estarías mintiendo: Tenés el compromiso con todos nosotros de crear, desde el gobierno, las condiciones para que el proceso iniciado con la tregua de las pandillas se convierta en ganancia para el país. Y esto es mil veces más importante y dignificante que convertirse en compañero de fórmula de una candidato de todos modos perdedor. Así te lo dije en julio cuando te querían casar con el Frente. Y te lo digo con aun más urgencia ahora, cuando te tiran propuestas indecentes por parte del señor Elías Antonio Saca.

Te saluda tu amigo Paolo Lüers
(Más!/EDH)

jueves, 13 de diciembre de 2012

Columna transversal: Componer es reforma, superación, innovación

Muchos hemos advertido con insistencia que el solo hecho que el Gobierno actual sea un fracaso no es garantía que la oposición gane las próximas elecciones presidenciales. Aunque es cierto que los ciudadanos están sumamente frustrados con el presente político, de ninguna manera significa que quieren regresar al pasado.

Muchos no han querido escuchar estas advertencias. Parecen estar pensando que ARENA puede ganar por default: como el actual Gobierno está mal, el FMLN no puede ganar; como Tony Saca es conocido como corrupto, nadie le va a volver a confiar. Ergo, ganará ARENA... Error de cálculo.



Esta batalla no se gana por default. Hay que ganarse a los votantes convenciéndolos por su claridad de principios, la coherencia de sus propuestas, y la credibilidad de sus líderes. Sobre todo se necesita una visión clara del futuro: ¿Adónde vamos a llevar al país? ¿Cómo lo vamos a componer y hacer progresar?

Si un partido de oposición no proyecta todo esto, y con claridad y credibilidad, los ciudadanos bien pueden decir: Si nadie me ofrece nada nuevo, igual vamos con los otros viejos conocidos, por más corruptos e incapaces que sean. Entonces, la decisión es al azar. Dependiendo quién pone más pisto o sonríe mejor.

Las últimas encuestas publicadas reflejan que esto está pasando: Nadie convence a los ciudadanos, nadie los entusiasma, nadie les ofrece la visión de un futuro posible, por el cual vale trabajar, participar y pelear. Ergo: Vale votar por cualquiera de las tres opciones sobre la mesa, en el fondo no hay diferencia. Ni importa, gana quien gane, vamos a seguir con mal Gobierno...

Esto suena muy feo para muchos en la oposición. Así es a veces con las verdades incómodas. Pero también hay noticias buenas para la oposición. Primero: Si ARENA tiene el problema arriba señalado, los demás lo tienen igual o peor: Sánchez Cerén, ni con Oscar Ortíz chineándole ni hablando todos los días de "el cambio" y del "buen vivir", puede presentar una imagen de futuro, progreso o desarrollo, sino más bien de un pasado obsoleto que se niega a morir.

Y Tony Saca, por más que trate de distanciarse de su hijo ilegítimo GANA (para no ser mal educado y decir hijo bastardo) y tratar de hacerse de compañeros de viaje con imagen de honrados y reformistas, no puede desmarcarse de la corrupción, del clientelismo, del populismo, del endeudamiento, de los compadrazgos... Sobre todo porque estos pecados no quedan en el pasado y se sabe que la gente de Saca está detrás de buena parte de la corrupción del presente y del gobierno de Funes.

La segunda buena noticia para la oposición es: Si es cierto que las tres fuerzas que compiten por el poder tienen el mismo problema de no representar, para la ciudadanía, una opción creíble de cambio hacía un futuro mejor, también es cierto que la oposición tiene condiciones incomparablemente mejores que los demás para superar este problema. Y todavía hay tiempo para hacerlo. Si es que la oposición realmente quiere apostar a ganar y para componer al país, su economía, su cultura política, su crecimiento, su administración pública. Y si entiende que componer no es regresar a lo que se hizo y cómo se hizo cuando ARENA estaba gobernando. Componer es reforma, superación, innovación.
¿Por qué digo que apostar al futuro es más fácil para ARENA que para el FMLN y GANA? Siempre es más fácil para la oposición. El problema es que ARENA ha sido una oposición tibia, sin coherencia, sin consistencia, sin capacidad de proyectar un conjunto de principios y propósitos y aplicarlos consecuentemente a su actuación en la Asamblea y en la opinión pública. Además ha sido una oposición sin capacidad de proyectar un conjunto de voceros competentes y decir: "Esto es nuestro futuro equipo de gobierno..."

La oposición además la ventaja de tener un candidato que entró al ruedo de la campaña presidencial con un gran capital político y de simpatía personal, y un partido que acaba de levantarse de una crisis que le permitió limpiarse y redefinirse. Si el partido, antes de que este enorme capital de su candidato se derrita (cosa que ya comenzó a darse), logra terminar bien el ciclo de la salida de su crisis y realmente se reinventa y comienza a proyectar lo mejor de sus liderazgos, sus ideas y sus propuestas, la oposición puede ponerse en una situación de ventaja que sus competidores difícilmente podrán igualar. ARENA puede reinventarse si decide producir una apertura y si las elites económicas, sociales e intelectuales de la sociedad civil deciden aprovecharse de ella y llenar el vacío.

No se trata de sustituir líderes, mucho menos al candidato. Sería una locura suicida. Lo único que tiene que hacer la oposición es recomponer su liderazgo y complementarlo, pero esto lo tiene que hacer con audacia y apertura, dejando de excluir a los jóvenes, rebeldes, los renovadores y los que no han sudado camisas partidarias. Con Freddy Cristiani presidiendo al partido y líderes con nuevos liderazgos e ideas asumiendo la conducción diaria; con Norman Quijano armando equipos de campaña y de gobierno con las personas más capaces y visionarias de su partido, de la oposición amplia, de la sociedad civil, de la empresa privada y de la academia, la oposición puede tomar la iniciativa y la delantera en la larga carrera que falta para el 2014.

Si en esta batalla no hay nadie que se atreve a pelear con visiones y propuestas apostando al futuro, uno de los tres ganará por default. Pero haría otro mal Gobierno.
(El Diario de Hoy)

Carta a los culpables de la idea del nuevo impuesto

Estimados gobernantes:
No sé quién se inventó la idea del nuevo impuesto sobre los vehículos, si el maitro del VMT, el ministro de Obras Pública o de Hacienda, la ministra de Salud, el secretario técnico, el presidente de la República... o todos juntos. Pero sea quien sea el culpable, es una pésima idea.

No me vengan con la paja que todo esto es para ayudarles a las pobres víctimas de los accidentes de tránsito. Si esta fuera su preocupación, hubieran puesto a funcionar la ley del seguro obligatorio para daños a terceros, en vez de ir año por año a la Asamblea para pedir la postergación de esta ley, que tiene todo el sentido del mundo. Las aseguradoras salvadoreñas tienen años de estar listas para aplicarla, y entonces cualquier cristiano atropellado por un busero, un bolo o por cualquiera de nosotros estuviera cubierto. Y los hospitales nacionales también recibirían, de las aseguradoras, el dinero que corresponde a la atención a cada una de las víctimas. Así que tampoco me vengan con la paja que el Fondo del VMT será para cubrir el costo que los accidentes causan al sistema de salud...

¿Para qué crear un fondo estatal, si en todo el mundo, incluyendo los países socialistas, las empresas aseguradoras se hacen cargo de los daños a las víctimas, con mucho más eficiencia que el Estado?


Parece claro: Quieren agarrar de este fondo un 35 % para financiar el cambio de la flota de buses. Pero estamos hablando de los buseros que de todos modos reciben millones de subsidios... ¿A título de qué vamos a pagar un impuesto especial para que los mismos buseros ineficientes y corruptos sigan operando el sistema de transporte público?

Ahhh, viene el argumento central: la solidaridad. Que paguemos todos para proteger a las víctimas de los accidentes. ¿Saben qué? No hay nada más solidario y eficiente que el sistema de los seguros. Todos pagaríamos un seguro para que la compañía responda por los daños que cada uno de nosotros causemos a terceros. Además es la forma más eficiente de educación vial, mucho más que las campañas educativas (para las cuales el VMT también quiere ocupar un 7 % del nuevo impuesto): Quien no causa daños a terceros, verá su póliza de seguro disminuirse año por año. Quien provoca accidentes y daños, cada año pagará una tarifa más alta. Al final, los culpables de accidentes pagan la mayor parte, los buenos conductores casi nada.

Así que no vengan a venderme una sinvergüenzada de impuesto como aporte solidario. 'Solidario' tal vez con ustedes que no saben administrar los fondos públicos de manera eficiente y honrada.
Así que esperamos, ¡exigimos!, que la Asamblea haga lo correcto y los mande al carajo.

Saludos, Paolo
(Más!/EDH)

martes, 11 de diciembre de 2012

Chávez arregla su casa y herencia

Ahora, al fin, los venezolanos se dieron cuenta que acaban de reelegir en octubre a un presidente que probablemente no está en condiciones de salud para asumir su cargo o terminar su nuevo mandato.
Durante la campaña electoral antes de las elecciones presidenciales de octubre 2012, su gobierno y su partido hicieron hasta lo imposible para presentar a Hugo Chávez como el hombre que venció el cáncer y tendría toda la capacidad de seguir conduciendo al país. Ahora, a exactamente un mes de la fecha de su juramentación, Chávez tiene que confesar que el cáncer no está vencido, que se tiene que someter de urgencia a otra operación en Cuba, y que no hay manera de saber si el 10 de enero estará en condiciones de juramentarse y asumir su nuevo mandato de seis años. Y de un sólo Chávez ordena su casa antes de someterse a la operación: entroniza como su sucesor a Nicolás Maduro, su canciller y recién nombrado vicepresidente ejecutivo, el hombre de la izquierda civil y pro-cubana dentro del gobernante Partido Socialista Unificado de Venezuela.

En caso que Hugo Chávez no pueda asumir su cargo el 10 de enero, o en caso que luego de asumirla no pueda ejercer la presidencia, la Constitución tiene previsto quién asumiría la presidencia temporal mientras se cumpla el mandato de realizar nuevas elecciones presidenciales. Todo esto es complicado, pero claro – y hasta ahora fuera de discusión. Dependiendo de las circunstancias de la “falta absoluta”, puede ser que asuma la presidencia interina el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, el representante del ala militar en el partido, o el vicepresidente Maduro, el civil.

Pero esto no es importante, porque es temporal. Lo que decidió Hugo Chávez con su discurso en cadena nacional, flanqueado precisamente por ambos: Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, de una vez por todas es la sucesión real en el poder: “Quiero que elijan presidente a Nicolás Maduro.” Punto.

Todo esto no significa que Chávez ya se va a morir. Ni siquiera que su estado de salud se va a empeorar muy rápido. Significa que el líder de la revolución bolivariana y socialista en Venezuela ha decidido que quiere hacer la transición y el traspaso del mando EN VIDA. Con toda razón Chávez teme que, si no lo hace en vida para estar detrás y a la par del sucesor ungido, este no podría aglutinar el apoyo de todos los diferentes grupos que componen el chavismo: los fieles a los cubanos, la izquierda no castrista, los militares, los nuevos empresarios y funcionarios del capitalismo de Estado, los sindicalistas... Ningún potencial sucesor, y tampoco Nicolás Maduro, podría evitar la descomposición del chavismo, si no es con el líder máximo vivo y respaldándolo.

La oposición dice con todo derecho: Si el partido de gobierno se deja, el comandante Chávez puede imponerles a su candidato. Pero nada más. Este candidato se tendrá que medir con el candidato de la oposición, que por el momento se llama Enríquez  Capriles Radonski y que sacó un 44% del voto frente a los 56% de Chávez. Pero Capriles tiene primero que ganar su reelección como gobernador del estado de Miranda. Y la oposición tiene que mostrar primero, el 16 de diciembre en las elecciones de gobernadores, que logra nuevamente convocar a las urnas a los ciudadanos democráticos luego de la frustrada elección presidencial que en octubre perdió contra un Hugo Chávez enfermo.

El contrincante de Capriles en Miranda es Elías Jaua, hasta hace dos meses el poderoso vice-presidente ejecutivo que guió el gobierno a lo largo de la enfermedad y las frecuentes ausencias del presidente Chávez. La primera cosa que Chávez hizo luego de ganar las elecciones fue nombrar vicepresidente a Maduro y mandar a Jaua a competir contra Capriles por la gobernación de Miranda. Muchos lo vieron como un desmontaje de Jaua y el anticipo de la entronización de Maduro como sucesor oficial de Chávez. Porque Elías Jaua, antes de que Chávez lo mandara para perder contra Capriles, fue el más fuerte competidor de Nicolás Maduro por la el liderazgo de la izquierda civil dentro del Chavismo y por la bendición de los hermanos Castro.

Si Capriles le gana a Elías Jaua, que es lo más probable, así como hace 3 años le ganó al entonces gobernador de Miranda y hombre fuerte detrás de Chávez, Diosdado Cabello, se perfila un interesante duelo: Capriles versus Maduro. Si a Chávez le queda suficiente vida y salud para acuerpar y chinear a su heredero, tal vez existirá chavismo sin Chávez. Si no, se fraccionará y morirá con él. 
(El Diario de Hoy)

sábado, 8 de diciembre de 2012

Carta al dueño de la caravana de la prepotencia

Estimado ciudadano Funes:
Muchos hablan de su ‘caravana de la muerte’. A mi parece exagerado, porque que yo sepa, todavía no hay ninguna víctima fatal. Hay varios ciudadanos que tuvieron la mala suerte de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado que pasó usted con su caravana de motos, pickups y camionetas de lujo, pero nadie ha pagado esta imprudencia con su vida. A menos que aquella señora, que terminó en un hospital privado, donde todos nosotros le perdimos la pista, haya fallecido clandestinamente. A mi todo el mundo me asegura que esta pobre señora no salió del hospital en un ataúd, sino con un jugoso cheque y la promesa de callarse...

Así que yo no voy a hablar de la ‘caravana de la muerte’ mientras no me consta. Para mi es la ‘caravana de la prepotencia’. Es un poco difícil de entender por qué usted y sus familiares se transportan de esta manera asustando y apartando gente – y cuando no se aparta a tiempo, vapuleándola. No parece lógico. Porque ya todos sabemos que usted es el señor presidente, que tiene buenos carros y el poder de usarlos a su gusto y placer. No hace falta esta muestra ostentativa del poder ni este uso excesivo de la fuerza...
Yo ni iba a dedicar carta al incidente con el ciudadano Francisco Gómez. Pero usted, en vez de simplemente callarse y dejar que la justicia opere, tomó la palabra para defender al miembro de su batallón presidencial que había vergueado, sin necesidad ninguna, al ciudadano Gómez, y para acusar a la víctima de cosas que a usted imposiblemente le pueden constar, porque usted no fue testigo de lo que ocurrió luego de su paso fugaz por e lugar. Si ya la caravana en sí (la cantidad de carros de lujo, las sumas de dinero que se derrocha, la manera cómo se abre espacio, la cantidad de familiares que hace uso de esta locura) es una muestra de prepotencia, sus declaraciones sobre el atropello al ciudadano Gómez van más allá y requieren de respuestas. 
¿Se olvidó de todo lo que monseñor Romero y los jesuitas le enseñaron cuando usted era joven y opositor? ¿Se olvidó del concepto de humildad? ¿Se olvidó del principio de estar del lado del débil, sobre todo cuando éste está siendo atropellado por los poderosos?
Lastimosamente, estas preguntas ya no lograrán pasar por el escudo de prepotencia que usted se puso para protegerse de dudas.
Le saluda, no tan respetuosamente, un servidor de tragos.
Paolo Lüers
(Más!/EDH)

viernes, 7 de diciembre de 2012

"No buscamos santuarios, sino reconciliación"

A veces, en vez de registrar lo nuevo, sólo escuchamos lo que estamos predispuestos a escuchar. Es la negación a reconocer la realidad o los cambios en ella. En el fondo es una resistencia a enfrentarnos a lo que nos obligaría a repensar posiciones tomadas... Cualquiera puede cometer este error - menos los periodistas. Nuestro oficio es registrar lo nuevo.

El día martes 4 de diciembre, el gremio de periodistas fue convocado al penal Mariona para recibir, directamente de la boca de sus voceros, la respuesta de las pandillas a la exigencia de establecer ‘Municipios de Paz’, que una semana antes les habían lanzado tanto a ellos como al gobierno monseñor Fabio Colindres y Raul Mijango, los mediadores de la tregua. Esta propuesta fue conocida por una palabra muy mal escogida por los mediadores: ‘municipios santuarios’. Y como era de esperar, fue rechazada por la opinión pública, porque percibe como ilógico e inaceptable la idea de crear zonas donde delincuentes se pueden refugiar de la justicia...

Los pandilleros pasaron más de una semana discutiendo y analizando la propuesta, en reuniones dentro de las diferentes cárceles y comunidades. Y en dos ocasiones en reuniones en el penal de Mariona, donde a solicitud de los mediadores fueron concentrados por la Dirección de Centros Penales los voceros de las ambas pandillas. Tuve la oportunidad de presenciar una de estas reuniones, el día 4 de diciembre, la misma que al final culminó con la mencionada conferencia de prensa. En esta reunión, uno de los temas centrales de discusión fue el erróneo concepto de los ‘municipios santuarios’. Y no hubo ni un solo pandillero que expresara acuerdo con este concepto. En consecuencia, en el comunicado, que al final entregaron a la prensa, ya no aparece el término ‘santuario’. Es más, varios de los voceros aprovecharon la conferencia de prensa para explicar que no buscaban santuarios, ni refugios, ni protección ante la ley, sino reinserción y reconciliación. Y que la idea de los ‘municipios de paz’ nada tenía que ver con zonas de protección de pandilleros, sino más bien con zonas de protección garantizada para la población. Que se trataba de zonas libres de extorsión y violencia. Y que ellos estaban claros que cualquiera que seguía delinquiendo (o tenía orden de captura) será perseguido por la policía y la justicia. Dentro y afuera de los lugares declarados municipios de paz. Lo que sí plantearon: que en municipios donde las pandillas ya no delinquen, no se les persiga por pura pertenencia a pandilla.

¿Cómo es posible que a los periodistas se les escapara este importante giro en la discusión sobre la tregua y sobre la propuesta de los crear municipios de paz? El Faro, supuesto medio líder en seguimiento a asuntos pandilleros, tituló el día siguiente: “Pandillas dicen que 900 mil salvadoreños habitan municipios propuestos como santuarios de paz”. El titular de El Diario de Hoy: “Las pandillas quieren municipios santuarios”. La Pagina tituló: “Pandilleros eligen municipios considerados ‘santuarios’ en segunda fase de tregua”. El Mundo tituló correctamente “Pandillas entregarían armas en 10 municipios”, pero comete el mismo lapso en el primer párrafo de su nota: “Líderes de las pandillas, anunciaron que aceptaban la propuesta de la segunda fase de la tregua, consistente en crear municipios ‘santuarios’ o zonas libres de violencia.” La Prensa Gráfica (¿a quién le extraña?) ni siquiera se tomó la molestia de registrar el hecho que los pandilleros se pronunciaran sobre la propuesta que les exigía la suspensión total de extorsiones en ciertos municipios.

Como el concepto del “santuario” fue el más criticado dentro la propuesta original de los mediadores, como periodista enfoqué en este tema, cuando el 4 de diciembre al fin tuve la oportunidad de encarar a los dirigentes de las pandillas. Aquí partes de las conversaciones con los principales voceros de ambas pandillas, reunidos el 4 de diciembre en Mariona.

‘El Duke’ (Víctor Antonio García Cerón, vocero de la 18-Revolucionarios, preso en Quezaltepeque): “No buscamos refugio. Buscamos un lugar donde podamos concentrar nuestros esfuerzos para liberar la comunidad de toda la delincuencia que nosotros como pandillas generamos. Y donde que no sólo los pandilleros sino la policía local, los alcaldes, los lideres de las directivas se involucran para resolver los problemas de ese municipio. No es para que no nos persigan, sino para poder concentrarnos en crear municipios libre de delincuencia.”
¿De Dónde surgió esta idea?
Los facilitadores la propusieron. Nosotros, juntos con la letras, nos sentamos y hablamos. Si la idea es crear un municipio libre de delincuencia, sin andar robando, ni intimidando a la gente, ni extorsionándola, ni mucho menos asesinándola – entonces entramos. Si la idea es que el pandillero que en realidad quiere reinsertarse y ya no seguir en lo mismo, en estos municipios participe activamente para crear nuevas alternativas, junto con los demás que entren en este pacto municipal: alcaldía, empresas, comunidades – entonces, le entramos.”

‘El Viejo Lin’ (Carlos Ernesto Mojica Lechuga, líder histórico de la 18, preso en Cojutepeque): “No buscamos refugio ni protección ante la justicia. Buscamos una oportunidad de poder reinsertar a nuestros compañeros, con oportunidades de empleo y de aportar a la comunidad. Yo tengo mi propio término, yo digo: ‘popularizar este proceso’.”
¿Para declarar un municipio como municipio libre de violencia, cuáles condiciones ustedes ponen al gobierno?
“Ningunas. No pedimos nada. Sencillamente es un paso más que nosotros vamos a dar. La pandilla 18 está con la total disponibilidad a dar este paso.”
¿Qué esperan en cambio?
“Desde luego, sólo somos una de las partes en este proceso. Esperamos que las otras partes implicadas pongon cada uno lo suyo y haga lo correcto. La sociedad entera -y por supuesto, el gobierno- tienen que comprometerse a crear las condiciones para facilitar a nuestros compañeros en las calles la inserción.”
¿Pero ustedes se comprometen que en este municipio, una vez que lo declaran libre de violencia, desaparece la extorsión?
“Desde luego, desaparecería de manera terminante e incondicional.”

Conversación con 3 voceros de la MS:
‘El Diablito’ (Borromeo Enrique Henríquez, preso en Ciudad Barrios): “El llamado que han hecho los mediadores es una oportunidad para ir resolviendo gradualmente lo que no se ha podido tratar a nivel nacional.”
‘Sniper’ (Carlos Tiberio Ramírez Valladares, preso en Ciudad Barrios): “Nos indigna que piensen que buscamos santuarios, porque nosotros no buscamos refugio, simplemente queremos crear lugares donde podemos demostrar que sí estamos en la disposición de buscar una reinserción al sistema social.”
‘Speedy’ (Edson Zaachary Eufenia, preso en Gotera): “Nosotros desde el inicio del proceso buscamos involucrar a todos nuestros compañeros que están en la calle, para que entren un una reconciliación con la población.”
‘El Diablito’: “Esto de los Municipos de Paz es la forma de reconciliarnos con con nuestro propio barrio, con la gente que nos ha visto crecer, y que lamentablemente le hemos causado daño. El primer beneficiado va a ser la población civil, los comerciantes – y por supuesto también la gente nuestra, que deja de ejercer violencia y delincuencia y se inserta en la comunidad.
¿Es una iniciativa de ustedes?
“No. Es una iniciativa de los mediadores. Ellos hacen el llamado a los alcaldes, a los empresarios, a la comunidad, a la policía, a todas las instituciones que quieran participar en esto de la paz y la resinserción nuestra - y por supuesto ese llamado nos abarca a nosotros. Y nosotros en nombre de la MS estamos diciendo sí le entramos.”

El Faro reporta la conferencia de los pandilleros ecribiendo: “Para hacer posible la creación de los municipios santuarios, los pandilleros reclaman la derogación de la ‘opresora’ Ley de Proscripción de Pandillas.” Falso. Los voceros de las pandillas plantearon explícitamente que NO ponen condiciones, que ellos están dispuestos de comprometerse con los municipios en paz como gesto unilateral, y que esperan que luego “el gobierno haga lo correcto” (‘Diablito’).  Así lo explica ‘El Duke’: “Dicen que nosotros estamos poniéndole condiciones al gobierno, cuando en realidad a nosotros se nos presentó esta propuesta de los municipios seguros y hoy estamos respondiendo: Podemos trabajar para lograr tener un municipio seguro con las condiciones que se necesitan para disminuir la violencia hasta el máximo, pero sin que pongamos condiciones previas al gobierno o a la policía.”

Ocupé esta columna para corregir percepciones erróneas creadas por la cobertura noticiosa en los medios. Y para mejor poner a hablar a los protagonistas. Cada uno decida si creerles o no. Pero por lo menos tenemos que saber lo que plantean.
(El Diario de Hoy)

jueves, 6 de diciembre de 2012

Carta al nuevo fiscal general

Estimado Luis Martínez:
Le felicito. Tenemos razón de celebrar: Al fin tenemos fiscal. Y con voto unánime, o sea con un mandato fuerte.
Como no lo conozco, ni tampoco sé cómo se dio al fin el acuerdo entre todos los partidos de elegirlo a usted, mejor reproduzco una carta que le mandé hace como 4 meses, cuando empezó el pleito por la fiscalía. Creo que cada palabra sigue válida:

Estimado futuro fiscal: Todavía no lo conozco... Sin embargo, tengo una visión bastante clara de su perfil. Hay quienes sueñan con tener a un fiscal general que proceda a echar preso a un presidente, sólo que cada uno está hablando de otro: Muchos piensan en Tony Saca. Otros esperan que enchuchen al actual presidente una vez que termine su mandato. Y hay quienes quieren saldar cuentas pendientes más antiguas. Yo nada de esto. Tengo claro que esto no va pasar. Usted no va a enjuiciar a ningún presidente, quizás algún primo o uno que otro personaje prestanombre que resulte dispensable o sirva de chivo expiatorio o para mandarle un mensaje a algún presidente - pero de ahí no va a pasar. No hay manera que los partidos se pongan de acuerdo sobre un fiscal que llegue más lejos. Así que no nos hagamos ilusiones.


Lo que sí espero es que usted sea un profesional serio que tampoco se presta a extorsionar a nadie con sus investigaciones. Alguien que no se deje presionar por ningún partido a joder a los demás. Pero que al mismo tiempo pinte la raya y deja claro, con sus acciones, que el hecho que aquí no se investiga a presidentes no significa que cualquier ministro, presidente de autónoma o funcionario esté debajo del radar de la fiscalía.
Me imagino a un fiscal que se concentre en elevar la capacidad de investigación científica; un fiscal que haga eficiente la fiscalía, organizando fuerzas de tarea que no se dispersan en el mar de delitos cometidos, sino focalizan en las estructuras criminales a desmantelar; un fiscal que construya paso por paso la profesionalidad de la institución; un fiscal que se enfrenta a las presiones políticas - y que de esta manera sienta las bases para que un día, cuando todo esto redunde en una fiscalía verdaderamente independiente, usted o su sucesor pueda investigar a un presidente - y tal vez enjuiciarlo.... un fiscal que no tenga ilusiones, pero que tampoco abandona el sueño del fin de la impunidad. Es decir, a un hombre ... con paciencia y principios.
Espero conocerlo pronto. Saludos, P.L.


Esto escribí en agosto de este año, cuando aun ni siquiera conocía su nombre. Espero que usted, lic. Martínez, sea este fiscal. Hoy sí espero con ansiedad conocerlo - por sus actos.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)


martes, 4 de diciembre de 2012

Carta al nuevo presidente de México

Estimado Enrique Peña Neto:
Le felicito. No tanto por su toma de posesión como presidente, el día sábado 1 de diciembre - porque esta fiesta estaba aguada por todas las dudas sobre la manera como usted llegó al poder: la campaña, el rol de Televisa en ella, las acusaciones de fraude y compra de votos...

Lo felicito por lo que logró el primer día de su presidencia: firmar con los tres partidos mayoritarios un Pacto por México, que compromete a gobierno y partidos a realizar juntos las reformas políticas y económicas que necesita el país.

Lograr que las principales fuerzas del país y sus liderazgos, en vez de seguir mirando hacia los problemas del pasado, acuerden mirar las soluciones futuras, es un buen arranque para un gobernante. Sobre todo cuando su partido (el PRI que gobernó durante 70 años, estableciendo lo que Álvaro Vargas Llosa llamó la 'dictadura perfecta'), es tan cuestionado y despierta tanta desconfianza. Pero especialmente es un buen arranque para un presidente cuyo partido no dispone de las mayorías legislativas necesarias para cualquiera de las reformas que necesita México para recuperar su paz y asegurar su crecimiento económico. Mucho menos para consolidar su frágil institucionalidad democrática. Lo que tal vez ni siquiera está dentro de sus prioridades, pero sería uno de los resultados del Pacto...

A pesar de todas las deficiencias señaladas del proceso electoral (e independientemente si estas denuncias son ciertas o no), los electores mexicanos han decidido devolver la presidencia al PRI, castigando la corrupción y las políticas de seguridad erróneas del PAN y la radicalidad retórica que mostró la izquierda antes de que al fin se desmarcara de su líder López Obrador. Se desmarcó hasta después de las elecciones presidenciales, en las cuales López Obrador fue candidato. Y por esto perdió contra usted, la cara nueva del PRI.

Hasta qué punto usted representa un PRI renovado y democrático, no tengo forma de saber. Pero sí es visible que usted representa un PRI que ante el hecho de no poder gobernar y legislar sólo decidió concertar y no meter a su país a una estéril confrontación y parálisis. La gran figura fuera del pacto por México, Andrés López Obrador, nuevamente es el gran perdedor. Primero en las elecciones, cuando el pueblo no apoya su radicalismo. Y ahora, cuando la izquierda mexicana se niega a acompañarlo nuevamente en su berrinche contra lo que llama "un presidente ilegítimo".

Nuevamente, don Enrique, felicitaciones por el pragmatismo y la apertura en el primer paso de su gobierno. Me tomo la libertad de publicar esta carta en El Salvador, porque aquí nos urge que los políticos (de todos los colores y historiales) lleguen a entender que las nuevas generaciones de ciudadanos les exigen soluciones, no bloqueo de soluciones a nombre de fidelidad ideológica y pureza partidaria.

Saludos, Paolo Luers

PS: Disculpe que tanto el presidente de nuestro país como su vice han sido demasiado ocupados para poder asistir a su toma de poder. Uno lidiando con los problemas de las caravanas de la familia presidencial; el otro estudiando la elecciones sobre el 'Buen Vivir' que le encomendó Rafael Correa para desmarcarse del lenguaje ofensivo de Hugo Chávez....


(Más!/EDH)

sábado, 1 de diciembre de 2012

Carta al presidente de la Asamblea Legislativa

Estimado Sigfrido Reyes:
¿Te recuerdas de los tiempos cuando el insurgente FMLN demandaba a Naciones Unidas y otros organismos internacionales pronunciarse sobre la crítica situación de Derechos Humanos y sobre la falta de independencia del sistema judicial en El Salvador?

¿Te recuerdas cuando los dos peleábamos contra la intención del gobierno de turno de descalificar los informes y los relatores de las Naciones Unidas?

¿Te recuerdas cuando los poderosos de entonces (los militares, la derecha) decían que "los relatores no representan Naciones Unidas" y pusieron "en duda su neutralidad, su objetividad y la independencia que debe tener un relator..."

Oops!, disculpe, me confundí: Estas fueron las palabras tuyas, hoy que ustedes están en el poder y nuevamente vino una relatora de Naciones Unidas para criticar a ustedes, la izquierda, de "atentar contra a la Sala de lo Constitucional" y para declarar: "Pido el cese del irrespeto a los fallos y ataques a la Sala de lo Constitucional".

La relatora especial de las Naciones Unidas, Gabriela Knaul, vino a El Salvador para examinar si en nuestro país está garantizada la independencia del sistema judicial. Y obviamente encontró que hay serias amenazas a la independencia judicial y que provienen de la Asamblea que tu presides, mas bien del bloque de partidos oficialistas que tu presides.

¿No te parece irónico, Sigfrido, que hoy en día es el FMLN que atenta contra la independencia de jueces y fiscales, cuando nosotros fuimos a la guerra para terminar con un régimen que hacía lo mismo y usaba las cortes y la Fiscalía para mantenerse en el poder? Por lo menos yo, los compañeros que estaban a la par mía, fuimos a la guerra por estas cosas. Como nunca te vi durante la guerra, no sé si tu te fuiste a la guerra por otros motivos. No creo que ustedes se metieron a la guerrilla para terminar manejando una cadena de gasolineras...


Yo entiendo que te incomoda el trabajo de la relatora Gabriela Kraul porque criticó tu obra maestra: el recurso presentado por la Asamblea ante la Corte Centroamericana de Justicia contra las sentencias de la Sala de lo Constitucional. Dijo que este recurso fue "cuestionable desde el punto de vista jurídico". Y además se atrevió a poner el dedo sobre la llaga adonde todos sabemos que más te duele: exigió la inmediata elección de un profesional independiente como Fiscal General de la República.

Esta intervención por supuesto es intolerable para Sigfrido Reyes, el muy criticado presidente de la Asamblea. Tu respuesta: tildar las declaraciones de la relatora de "sumamente desafortunadas" y acusarla de "desconocimiento no sólo del derecho interno y constitucional, sino también el desconocimiento del derecho comunitario".

Cómo han cambiado ustedes desde que llegaron al poder...
Saludos.
Paolo Lüers


(Más!/EDH)

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Columna transversal: La propuesta de los Municipios de Paz

Hay una propuesta sobre la mesa. Mal formulada, mal entendida, mal recibida... pero ahí está y va a provocar debate. Es un reto que los mediadores de la tregua tiran a las pandillas, al Gobierno y a la sociedad, diciendo a todos: "¡Den pasos concretos hacía la paz!".

La propuesta de los Municipios de Paz, o sea de acuerdos locales de entendimiento entre pandillas y la comunidad local, está sobre la mesa, la lanzaron los mediadores (monseñor Fabio Colindres y Raúl Mijango), porque saben que este proceso iniciado con la tregua entre las pandillas no puede estancarse. O avanza y se materializa en beneficios para la sociedad, o se muere.

Ahora todo depende de las respuestas. Los mediadores desafiaron a los pandilleros y exigieron que se pongan claro: ¿Están dispuestos a entrar en un proceso irreversible de paz con la sociedad? Entonces avancemos donde están dadas (o podemos crear) las condiciones, en vez de esperar que por arte de magia se resuelvan los problemas a nivel nacional. Creamos zonas de paz en los municipios donde hay condiciones (donde hay alcaldes que entienden la oportunidad histórica de la tregua; donde hay empresarios dispuestos a abrir puertas de reinserción; donde hay líderes comunales y pandilleriles con los huevos para romper moldes en favor de la paz...).

No sé a quién se le ocurrió hablar de Municipios Santuarios. Es la palabra equivocada. Da la impresión de que se quieren crear zonas adonde los pandilleros se pueden refugiar y proteger de la ley. Pero nadie tiene esta idea absurda, ni siquiera los pandilleros. No buscan refugio, sino inserción social.

¿Qué es lo que los mediadores exigen en su propuesta? A las pandillas les exigen tajantemente que en los municipios que se definan como zonas de paz, suspendan cualquier actividad delictiva: cero violencia, cero extorsión, cero venta de drogas, cero secuestros, cero robos. Al Estado le exigen que en estos municipios, y siempre cuando los pandilleros cumplan con la suspensión de actos delictivos, dejen de aplicar la ley antipandillas. O sea, que sigan capturando a quienes tengan órdenes de captura, que sigan persiguiendo a quien cometa delitos, pero que se abstengan de capturar a pandilleros sólo por su pertenencia a las pandillas, sin haber cometido delito.

Y a la sociedad civil (alcaldías, asociaciones de vecinos, ADESCOS, empresariado local, iglesias, líderes comunitarios) le exigen participar en acuerdos locales de paz, de reinserción social y productiva, y de prevención de la violencia.

Es una iniciativa audaz y correcta. En lo macro existen demasiado problemas y obstáculos que no permitirán que a nivel nacional este proceso avance. A nivel nacional reinserción, concertación y reconciliación son palabras muy grandes y abstractas. Pero esto no significa que el proceso no pueda avanzar y producir resultados concretos e inmediatos, adonde existan mejores condiciones, menos obstáculos, más voluntad y liderazgos adecuados. Y si la paz, la reinserción y la reconciliación son posibles en una comunidad o en un municipio, se impulsa una dinámica que permitirá avanzar en otros municipios.

En estos días veremos si los pandilleros entienden el carácter revolucionario de esta propuesta. Tendrían que salir al público y explicar, en términos claros, hasta dónde están dispuestos a llegar con la reducción de la violencia. Tendrán que explicar que no buscan santuarios, sino que están dispuestos (primero en ciertos municipios, pero en el fondo y a mediano plazo en todo el país) a garantizarle a la población todos sus derechos: de libre movilización, de una vida sin miedo y sin riesgos para sus vidas. Me imagino que esto querían expresar los mediadores cuando hablaron de "santuarios": una zona donde la vida y la libre movilización de todos son sacrosantos, inviolables.

Esperemos que hablen los pandilleros. Y luego, si ellos aceptan este nuevo reto, el Estado tiene que actuar: las alcaldías, que tienen que asumir liderazgo local para la paz; el Gobierno, que tiene que reorientar sus programas sociales en función de hacer viable la paz y la reinserción; la policía, que tiene que operar de otra manera; la Asamblea, que tiene que suspender o modificar la ley antipandillas.

Y la última palabra la tendrá la sociedad. ¿Quiere aprovechar esta oportunidad? ¿Quiere construir la paz? Tamaño reto que nos plantea la realidad. ¿Que incluye retos? Por supuesto. Entre todos los tendremos que enfrentar. Con realismo, pero también con la capacidad de desafiar la realidad para cambiarla.

(El Diario de Hoy)

Carta a Oscar Arnulfo Romero

Monseñor:
Usted ya sabe que esto de ser héroe y mártir tiene su costo. Todo el mundo se siente con el derecho de usar su nombre – y muchas veces, lamentablemente, en vano. Y no hay manera de defenderse.
Así que, le guste o no, su imagen aparece en camisetas rojas a la par del Che Guevara, de Mao Tsetung o de Schafick Handal. Aparece en mantas gigantescas en convenciones partidarias y en pancartas en manifestaciones contra cualquier cosa. Aparece como calcomanía en los parabrisas de los autobuses, a veces a la par de chicas desnudas o incluso de símbolos que usted nunca se imaginaría: En la línea 26 circula un bus que lleva a la par de su retrato la suástica de los nazis... Imágenes sin sentido.
Le pusieron monumentos en muchas ciudades del mundo. Calles, avenidas y plazas llevan su nombre. Un tal Mauricio Funes, al juramentarse como presidente de El Salvador, lo nombró “maestro y guía espiritual” de su gobierno, y casi no deja pasar discurso sin invocar su nombre. Muchas veces, lamentablemente, en vano. Porque el hombre que se arroga ser alumno suyo resulta más prepotente que sus antecesores de derecha - y bastante dado a las tentaciones del lujo y de la carne.
Y ahora, como si no fuese ya suficiente abuso e hipocresía, este señor Funes hace uso de su nombre, monseñor, ¡para bautizar una autopista! Dicen los que han tenido la suerte de ser amigos personales suyos que usted fue un hombre con humor. Así que tal vez usted se hubiera reído a carcajadas de esta escena de un presidente inaugurando una autopista con nombre de un arzobispo, piloteando una lancha gringa descapotada al estilo de las que le gustaron a John F. Kennedy, con su elegantemente peinada dama a la par - y en los asientos traseros dos señores con caras de ahuevados (uno su hermano Gaspar, el otro el ministro de Obras Públicas). Desfilando ante las cámaras en su juguete de playboy, en la autopista nueva que lleva su nombre, pero que para la gente sigue siendo el símbolo de la corrupción. Corrupción que el piloto de la lancha muchas veces ha denunciado citando a usted, pero que al fin nunca persiguió... porque en el camino se hizo amigo y aliado de su antecesor corrupto.
Ahora, le guste o no, usted tiene su propia autopista. Temo que por cada calle, plaza, escuela que lleve su nombre, por cada vez que un gobernante pronuncie su nombre en vano, su figura pierda un poco de su contenido. Al final quedará una imagen vacía, como las del Che o de Mao – o como aquella calcomanía suya a la par de una suástica en el bus de la 26...
Descanse en paz, Oscar Arnulfo. Paolo Lüers
(Más!/EDH)

martes, 27 de noviembre de 2012

Carta al ministro de Obras Públicas Gerson Martínez

Estimado Gerson:
En las redes sociales me están acusando de no querer reconocerte el mérito de haber terminado la Diego Holguín. Y todo porque había puesto una nota diciendo: El hombre sólo hizo su trabajo.

Conociéndote, me imagino que vas a coincidir conmigo: Está jodido vivir en un país donde vemos como hecho extraordinario cuando un funcionario cumple su deber. En una cultura política del “póngame donde hay, yo me voy a servir”, un funcionario que no roba es la excepción de la regla. Y lo que debería ser la regla -que un ministro haga bien su trabajo- se vuelve mérito especial.
Pero yo, igual que vos, me niego a aceptar esta cultura.
Claro, en un gobierno en el cual todos hablan de transparencia, pero pocos la aplican como principio de su gestión, tu ministerio se destaca como ejemplo positivo. Pero reconocer esto como mérito sólo tiene sentido si al mismo tiempo hablamos con claridad de todas las áreas grises del gobierno, empezando en Casa Presidencial, donde no hay transparencia y tampoco se cumple al ciudadano. Entonces, habría que hablar, por ejemplo, de la CEL y de todo el sector energético, donde están los otros megaproyectos que, a diferencia de la Diego Holguín, no han avanzado por nada bajo este gobierno. La ampliación de la geotérmica: paralizada. El proyecto Chaparral: siegue siendo una tumba de millones de dólares. Y habría que hablar de nuestros puertos y aeropuertos: cero transparencia y cero cumplimiento de metas.
Dentro del contexto del país y del gobierno actual, vos salís bien parado, Gerson, porque hiciste tu trabajo, por lo menos en algunos de los grandes proyectos. Y lo hiciste de manera decente. Pues, gracias. Pero los ciudadanos exigimos a los funcionarios e instituciones no sólo transparencia y honradez. También les exigimos eficiencia. Y no sólo en un proyecto estrella. Exigimos que Obras Públicas cumpla con su parte del proyecto de la Longitudinal del Norte. Exigimos un mantenimiento adecuado de la Panamericana que está en un estado deplorable. No debe pasar al MOP lo que obviamente está pasando con el puerto de La Unión: “Para no cometer errores y tal vez hacerme vulnerable a acusaciones  de corrupción, mejor no hago nada.”
Así que de vos esperamos un poquito más que solo cumplir lo mínimo. De los pocos en el gobierno que realmente creen en la transparencia, esperamos que la exijan en todo el gobierno. Que no me vengan con la paja que en este gobierno no funciona el consejo de ministros. No funciona porque ustedes toleran que no funcione...
Saludos de Paolo Lüers
(Más!/EDH)

sábado, 24 de noviembre de 2012

Carta al diputado #56

Estimado diputado:
Pocas veces recae en una sola persona la decisión sobre el rumbo de todo un país. Te toca esta responsabilidad, porque antes de vos otros estaban ante la misma prueba – y fallaron. Ahora sólo necesitan 1 diputado más y alcanzan la mayoría calificada que la Constitución exige para las decisiones que realmente afectan al país. Sos la pieza clave, el voto de oro. O te compran y pueden poner al fiscal que necesitan, aprobar los préstamos que quiere, quitar los magistrados de la Corte Suprema que les molestan... O vos obedecés a tu conciencia (y al mandato que te dieron tus votantes) y mandás al carajo a los hombres de los maletines negros que te ofrecen dinero. Bueno, incluso los puedes mandar a la cárcel si tenés los huevos de grabar las propuestas indecentes y entregar las pruebas a la fiscalía.

Si te dejas comprar y comenzás a votar con el bloque oficialista, resolvés tal vez tus problemas financieros, de una vez por todas. Pero te cagás, también de una vez por todas, en tu nombre. En cambio, si hacés lo correcto (que es siempre votar obedeciendo a tu conciencia, aun cuando difiera de la línea de tu partido, pero jamás haciendo caso a ofertas indecentes), salvás tu país del ataque del crimen de cuello blanco que quiere pervertir la institucionalidad del país.

Esta es la disyuntiva que enfrentás.

No sé quién sos. Me imagino que sos hombre, porque hasta ahora no han logrado comprar ni una sola diputada, ni en la temporada de gangas del 2009 ni en la actual. No sé a quiénes ahora están tratando de ablandar para que acepte el maletín negro. Tengo la impresión que no existe el diputado #56, que irónicamente han gastado tanto para llegar a 55 diputados y no logran cumplir la meta que es 56.


Si es así, felicito a los diputados que no se han convertido en el #56. Felicito al único diputado del CD que a veces vota con el bloque oficial, pero no compromete su voto para los chanchullos que quieren hacer. Felicito al par de diputados que militan en un partido del bloque pero que tampoco comprometen su voto para cualquier cosa chuca...

De todos ustedes depende la sostenibilidad de nuestro sistema político de la democracia representativa. Qué triste que hemos llegado a esto: que tanto dependa de tan pocos; que los partidos en sí ya no son garantía; que los hombres del los maletines negros operan con tanta impunidad...

Si queremos cambiar esto, primero tenemos que asegurar que nunca encuentren al  diputado #56.

Saludos, Paolo Lüers
(Más!/EDH)

jueves, 22 de noviembre de 2012

Carta a los mercaderes de la desinformación

Es impresionante la cantidad de paja que se está difundiendo bajo el pretexto de "análisis político". A veces esta paja es puro chambre, otras veces es especulación. A veces es resultado de ignorancia, otras veces es guerra sicológica, para desinformar. Los temas de moda —para chambres y desinformación— son el vice de Norman Quijano, el retiro de don Freddy del COENA, sus supuestos pleitos con los otros dos expresidentes... Y por supuesto, las siguientes deserciones de diputados de ARENA.


Incluso gente que normalmente parece seria, de repente tira la más reciente versión sobre cualquiera de estos temas como si fueran noticias comprobadas. Una vez Armando Calderón está detrás de Norman Quijano, el día siguiente sale otro que dice saber que quien realmente está manipulando al candidato es Paco Flores. Hoy salen diciendo que Cristiani está al punto de entregar el COENA a Quijano, mañana acusan a don Freddy de nunca retirarse. Para más joder, a veces son los mismitos que difunden las diferentes versiones...


Por el lado del FMLN y sus candidatos no existen tantos chambres ni especulaciones. No porque sus detractores tengan más escrúpulos. Simplemente el Frente ya puso casi todas sus cartas sobre la mesa: primero el candidato, luego Óscar como vice; difundieron ya las líneas principales de su campaña: ingreso de El Salvador al ALBA, mantener e incluso ampliar los subsidios masivos, subir impuestos a "los ricos"... Queda poco espacio para chambres y para ataques de desinformación.


Y por el "tercer lado", que gravita alrededor de Toni Saca, la cosa funciona al revés: aquí la incertidumbre y la permanente especulación ("se lanza... no se lanza.. se lanza el otro año...") son estrategia y trabajan en favor del candidato tapado —y en contra de su enemigo principal, que es ARENA.


Así que cualquier chambre negro sobre las interioridades de ARENA, pero también la permanente especulación sobre las intenciones de los Saca, apuntan a lo mismo: debilitar a ARENA y su candidato.


Parece lógico lo que tendría que ser la respuesta de ARENA: más transparencia, más debate, más apertura. Pero esto no está pasando. Por el contrario, la dirigencia arenera se enconcha más, hay un terror a la crítica y el debate, prevalecen la cobardía y la sumisión oportunista. Gran error. Gran deficiencia. Gran falta de valor y principios.


Así que seguirá habiendo espacio para ustedes, los mercaderes del chambre y de la desinformación. Tienen su órgano oficial, que se llama "La Página", e innumerables blogs. Pero los demás medios, ante la falta de claridad y transparencia, también se dejan arrastrar por las especulaciones. Opinadores, en vez de opinar, venden chambres y desinformación.


Nuevamente: los que podrían quitarle el agua a este pez apestoso (que se llama desinformación) irónicamente son los más afectados: los dirigentes de ARENA. No digo que pongan todas las cartas sobre la mesa, como lo está haciendo el FMLN. No hay necesidad de adelantarse. Hay tiempo para debatir. Y si se hace de manera transparente, sirve de antídoto contra la desinformación.
(Más!/EDH)